lunes, 20 de noviembre de 2017

Bizcocho neapolitan







Con los desafíos que nos proponen las jefas de Desafío en la Cocina estoy aprendiendo un montón de recetas que yo no sabía ni que existían. Por ejemplo, este mes el desafío nos lo planteo Carolina del blog Tomillo, laurel y otras cosas de comer y consiste en preparar un postre Neapolitan


Cuando lo plantearon yo me pregunté:” ¿Qué es un postre Neapolitan?” y empecé a buscar información a ver si me enteraba de que era lo que había que preparar.

Y resulta que es un postre que contenga tres sabores: fresa, vainilla y chocolate.

Encontré una receta en el blog Cookcakes de Ainhoa que me gustó mucho y me puse manos a la obra.


Ingredientes

280 g de mantequilla

250 g azúcar

4 huevos

330 harina

1 ½ cucharadita de royal

1 cucharadita de sal

200 g de crema fresca

1 ½ cucharadita de vainilla en pasta

30 g de cacao

250 g de fresas

6 cucharadas de harina (a parta de los 330 g anteriores)

Colorante extra rojo


Lo primero que hice fue precalentar el horno a 180º sin ventilador.

Engrase bien un mole con mantequilla.

Triture bien las fresas hasta conseguir un pure y lo reserve.

Con ayuda de mi Kitchen Aid (posiblemente la mejor compra para mi cocina que he realizado) bati enérgicamente la mantequilla en pomada con el azúcar hasta conseguir una crema.

Incorpore los huevos uno a uno, primero a velocidad baja, luego a velocidad media y por fin unos minutos a velocidad alta.

Baje la velocidad e incorporé la mitad de la mezcla de harina, levadura y sal tamizadas.  

Añadí a la pasta de vainilla y la crema fresca y lo mezcle también suavemente.

Incorporé la otra mitad de harina, levadura y sal.

Una vez todo estuvo bien integrado dividi la masa en 3 partes mas o menos iguales .

En una de las  masas no hice nada porque ya tenia la vainilla

En otra añadí el cacao tamizado, y lo mezcle suavemente con movimientos envolventes.

A la tercera masa le incorporé las fresas trituradas y unas gotas de colorante rojo para que el color fuese más fuerte. Como esta masa queda más líquida que las otras dos, le añadí las 6 cucharadas de harina extra.

Fui poniendo las 3 masas un poco aleatoriamente en el molde y lo introduje en el horno durante unos 60 minutos.

Cuando estuvo listo lo deje enfriar en una rejilla unos 10 minutos y lo desmole.

Este fue el resultado.





Si queréis ver las recetas de mis otros amigos de desafió las podéis encontrar en el blog DESAFIO EN LA COCINA










martes, 24 de octubre de 2017

Carrilleras con caramelo salado de soja





Ingredientes

8 carrilleras
4 zanahorias en rodajas
4 dientes de ajo pelados
1 cebolla grande
1 puerro
1 vaso de vino blanco
3 l de caldo de verduras
50 g de harina
Pimienta
Tomillo
Romero
10 cl de salsa de soja
azúcar



Lo primero que hice fue retirar la grasa y las telillas de las carrilleras.


Las pase por harina, tras salpimentar, y las marque en aceite de oliva. Las reserve.


Fui fondeando las verduras, empezado por el ajo, y siguiendo por la cebolla, la zanahoria y el puerro, a continuación, añadí las hierbas aromáticas.

Pase las carrilleras al fondo de verduras y las rehogue despacio durante 5 minutos.


Una ver rehogadas, cubrí con caldo de verduras y deje estofar dos horas a fuego muy suave.


Una vez hecho esto, separe las carrilleras de su caldo.


Cole el caldo y reserve.


Caramelicé el azúcar y cuando estuvo dorado vertí la salsa de soja.


Inmediatamente incorpore el caldo y deje reducir hasta que conseguí una salsa ligera y brillante.


Corté las carrilleras por la mitad y las puse en la salsa.


Deje cocer muy lentamente durante 10 minutos.

Este fue el resultado.




viernes, 20 de octubre de 2017

Muffins de bonito con crema de mascarpone




El desafío de este mes lo propuso Mari Luz de Trasteando en mi cocina. Y consistía en preparar unos muffins salados
Yo me decante por unos muffins de bonito adornados con una crema de mascarpone.




Ingredientes:

2 huevos, 1 lata de bonito, 125 ml de leche, 30 ml de aceite de girasol, 50 ml de nata, 30 ml de tomate frito, 50g de queso rallado, 140 g de harina, 1 sobre de levadura, una pizca de sal, orégano, pimentón, queso mascarpone.

Lo primero que hice fue tamizar la harina y la levadura y añadí una pizca de sal y lo reservé.

Batí los huevos junto con la leche, el aceite, la nata, el tomate frito y fui añadiendo poco a poco la harina y levadura.

Incorpore el bonito bien escurrido, el queso rallado, un poco de orégano y pimentón.

Mezclé bien y lo removí todo para que los ingredientes quedasen bien integrados.

Fui rellenado las cápsulas de los muffins y las metí al horno previamente precalentado a 180º durante unos 15 minutos.

Para la crema de queso mascarpone solo batí un poco el queso y con la manga pastelera lo usé para decorar los muffins.


Si quieres ver las recetas de mis otros compañeros de desafío, visita el blog DESAFIO EN LA COCINA






lunes, 16 de octubre de 2017

La cocina gitana

La cocina es cosa de las mujeres, los hombres entran poco en la cocina.


Mirando recetas para preparar el curso me encontré que las recetas no eran iguales según los lugares de España de que se tratase. Los potajes y otros platos se adaptan a los alimentos de cada región, no es lo mismo un potaje del norte que del sur.


Lo que sí es común en la cocina gitana es el uso de los garbanzos, el hinojo y el azafrán. Se pone mucho azafrán, sino tiene color la comida es una comida de payos.


Es una comida sólida, utiliza poca carne, menos pescado, pero si mucha grasa y sobre todo vegetales y garbanzos. Son platos fuertes y sustanciosos (me comentan mis alumnas que cuando un plato tiene poco sabor no les gusta, sabe a comida paya).

Les gustan mucho los platos de cuchara, las sopas y sobre todo los potajes y los pucheros.

Los potajes son sencillos, llevan tomate, ajo, pimentón y también algo de morcilla o chorizo, mientras que los pucheros van con tocino, carne, pollo y lo que haya. Los dos pueden ir acompañados de legumbres, patatas y arroz y alubias.

Ahora eso sí, sea la que sea la comida, esta debe estar bien caliente, incluso en verano.

Es una comida no muy cara, hay muchas legumbres, patatas, carne de guisar y bacalao.


El bacalao lo toman salado, desalado, con legumbres, con verduras, es el pescado que más tradición tiene, supongo que por cuando se viajaba era lo único que no se estropeaba, además en Navidad no puede faltar porque trae buena suerte.

Marquesitas de calabaza










En la huerta hay mucha calabaza así que hay que buscar recetas para poder utilizarla.

Encontré estas marquesitas en uno de los libros de Arguiñano y me anime a prepararlas.

Ingredientes:

350 gr de calabaza, 11 gr de levadura (yo use un sobre de royal), 250 gr de almendras molidas, 100 gr de azúcar,  ralladura de 1 limón,  80 gr de harina, mantequilla y harina para el molde,  azúcar glas, 1 pizca de sal



Pela la calabaza, córtala en trozos y ponlos sobre la bandeja del horno. Hornea a 180º C durante 15-20 minutos hasta que se ablanden. Pásalos a un vaso batidor y tritura con la batidora hasta que queden reducidos a un puré.

Coloca en un bol el azúcar y la ralladura de limón. Mezcla bien. Tamiza la harina y la levadura e incorpórala con movimientos suaves y envolventes. Incorpora la pizca de sal y las almendras molidas. Incorpora la calabaza triturada y mezcla suavemente.

Unta el molde con mantequilla y espolvoréalo con un poco de harina. Vierte la masa en el molde y hornéala a 180ºC durante 20-25 minutos aproximadamente.

Retira el recipiente del horno y deja que se enfríe. Córtalo en porciones y espolvorea las marquesitas con un poco de azúcar glas.

Fue un éxito total, no quedaron ni las migas.






sábado, 30 de septiembre de 2017

Olla Gitana

Este es el primer plato de la Cocina Gitana con el que comienzo el monográfico que sobre esta cocina quiero realizar.





Se elabora sin carne, solo con verduras, legumbres y fruta, si has oído bien fruta, en concreto peras el sabor dulzón de la fruta junto con la calabaza le da a este plato un toque diferente al habitual.


El tipo de cocinado no difiere en nada de un buen guiso de legumbres, ya que su elaboración es igual, aunque hay que ir un poco con cuidado con los garbanzos y las alubias blancas, ya que el primero necesita un poco más de cocción que el segundo.


Además, hay que recordar que los garbanzos se añaden a la olla cuando el agua está caliente mientras que para las alubias blancas el agua debe de estar fría.

Ingredientes
150 g de garbanzos
150 g alubias blancas
100 g judías verdes
100 g calabaza
1 pera grande
½ cebolla
1 tomate
1 rebanada de pan
50 g almendras
2 dientes de ajo
Agua
Aceite de oliva
Sal
Colorante
1 cucharada pimentón rojo

Deje los garbanzos a remojo durante 12 horas cubiertos con abundante agua.
Las alubias las deje a remojo también con abundante agua y durante 12 horas.


Puse una cazuela a fuego medio y eche las alubias, previamente escurridas, las cubrí de agua y cuando el agua estuvo caliente añadí los garbanzos y lo deje que hirviesen a fuego medio unos 35 minutos.

Pasado ese tiempo añadí a la cazuela la calabaza pelada y troceada, la pera pelada y cortada en cuartos y las judías verdes

Eche bien de colorante.

Vertí agua fría hasta que todo estuvo bien cubierto y lo removí bien,

Lo deje a fuego medio que hirviese durante 30 minutos.

Mientas prepare el sofrito y la picada.

Preparé una picada de ajos, almendras y pan que aportan mucho cuerpo.

Puse una sartén a fuego medio y echa 2 cucharadas de aceite, cuando estuvo caliente añadí las rebanadas de pan troceada, las sofreí hasta que empezaron a estar doradas. 

Incorporé los ajos y la almendras, los sofreí todo durante un par de minutos.

Lo eche todo en el mortero y lo machaque bien hasta que estuvo bien picado.

Lo reservé para luego.

Prepare un sofrito
Puse a fuego medio la misma sartén eché otras 2 cucharadas de aceite de oliva
Cuando ya estuvo caliente añadí la cebolla bien picada, eché un poco de sal y la sofreí hasta que empezó a estar dorada.
Agregue el tomate troceado, lo sofreí unos 4 minutos y eche el contenido del mortero que había reservado.
Lo removí bien y eché el pimentón. Lo sofreí unos segundos.

Pasados los 30 minutos de cocción de la cazuela eché el sofrito, lo removí todo bien y lo dejé que se cocinase 5 minutos más.

Retiré la cazuela del fuego y lo serví muy caliente como le gusta a los gitanos.




miércoles, 20 de septiembre de 2017

Mermelada de limón



El desafío de este mes lo propuso Toñi  del blog Que se cuece en mi cocina y se trataba de hacer: mermeladas, compotas, confituras o conservas dulces .


Yo me decante por una mermelada de limón, aprovechando el limonero que mi padre tiene en su huerta.
No es una mermelada dulce, más bien es agria, pero a mi que no soy nada dulzona me gusto.
En casa la acompañanos de queso pero también esta buena con una rebanada de pan y mantequilla. Eso si, es para comer en pequeñas cantidades sino amarga demasiado.
Ingredientes:
1 kg de limones pelados (hay que retirarles bien la piel blanca)
850 g de azúcar
Ralladura de 3 limones
Elaboración             
Puse en una olla los limones picados (con cuidado para que no se escapease ninguna pepita), el azúcar y la ralladura de limón.
Lo deje a fuego medio unos 50 minutos removiendo de vez en cuando. Al principio los limones soltaron mucha agua pero poco a poco fue tomando consistencia.
Lo retire del fuego y lo deje enfriar. Se puede pasar por la batidora pero yo prefiero encontrar trocitos.
Este fue el resultado.




Si quieres ver las recetas de mis otros compañeros de desafío, visita
el blog
DESAFÍO EN LA COCINA"